Ascensor Exterior
Panorámico
Concello de Vigo VIGO
CLIENTE:
Concello de Vigo
Fecha:
2019
Ubicación:
Rúa Juan Ramón Jiménez - Vigo

Vigo vertical: Un desarrollo urbano sostenible en la calle Juan Ramón Jiménez entre Torrecedeira y Pi y Margall

El Concello de Vigo ha confiado en PRACE, como miembro de la UTE JUAN RAMÓN JIMENEZ, para poner en marcha el primer ascensor urbano de la ciudad Olívica; y de esta manera salvar el pronunciado desnivel que separa la Avenida de Camelias de la Calle Menéndez Pelayo. Dando de esta forma continuidad a la Calle Juan Ramón Jiménez y comunicando la parte baja de la ciudad, donde se encuentra el nuevo Auditorio de Vigo, con la Calle Romil. La zona de actuación donde ha trabajado PRACE es de 523 metros cuadrados de extensión, en un único tramo sin urbanizar, con un desnivel de 20 metros, y ocupado por escombros y vegetación, los cuales impiden cualquier transito tanto peatonal como de vehículos. La obra se inicio con la retirada de residuos del talud para su sustitución por materiales de calidad que permitiese su correcta compactación y la ejecución de los cimientos de la estructura y el foso.

Para cubrir los taludes se ha plantado césped y en las zonas de más pendiente plantas trepadoras; la zona debido a sus características no fue necesaria la instalación de riego. El ascensor con capacidad para 25 personas, ha sido fabricado en el Parque Tecnológico y Logístico de Vigo e incluye una cabina personalizada de vivo color rojo y una gran cristalera, que permite admirar la Ría y el Puerto de Vigo, todo ello totalmente preparado para la intemperie a la que se va ver expuesta y al flujo de 2.000 personas horas que puede alcanzar. Consta de dos embarques, uno superior en la Avenida Camelias e otro inferior en la Rúa Menéndez Pelayo. Cuyo objetivo es poner en valor los accesos del ascensor y servir a su vez de resguardo en espera del mismo.

La obra realizada por PRACE se enmarca en el ambicioso proyecto “Vigo Vertical” con el que el Concello busca vencer las dificultades de la orografía local y hacer un nuevo Vigo que garantice la mejora y movilidad de los peatones especialmente de aquellos de movilidad reducida, racionalizando y aprovechando los espacios en las calles.