Concello de Pontevedra

Cliente: Concello de Pontevedra

Ubicación: Cerponzons. Pontevedera

Trabajos  Realizados:Campo de Fútbol de Cerponzons

El Concello de Pontevedra contrató a PRACE Servicios y Obras  la ejecución  del Campo de Fútbol de Chan do Monte, en Cerponzons, por un importe 949.741,31 €.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El terreno donde se realizaron los trabajos se trata de una localización rural, situada en la parroquia de Cerponzóns, en una zona elevada que domina los valles de los ríos Lérez y Rons, con buenos accesos desde la nacional N-550, y donde ya se encontraba el anterior campo de fútbol de tierra compactada con gradas, cantina y vestuarios en mal estado de conservación.

El presente proyecto se inició la demolición de los antiguos vestuarios, recuperando ese espacio como un nuevo acceso, y construyendo un nuevo edificio más cerca del campo de fútbol, que integre todas las instalaciones que requiere el campo de fútbol, cuatro vestuarios para jugadores, dos vestuarios para árbitros, almacenes, enfermería e instalaciones.

 

 

El anterior graderío se situaba tras la línea de meta sur, lo que limitaba su visibilidad sobre todo el campo, y dado que la nueva edificación se sitúa en la banda oeste, con buena visibilidad sobre el campo, se ha edificado de manera que se pueda utilizar la cubierta del edificio como mirador sobre el campo e incluso, dada la posición elevada del emplazamiento, sobre los valles adyacentes.

Todo ello mediante una solución en rampa de largo recorrido que permite el acceso adaptado a la cubierta del edificio.

El edificio de vestuarios se planteó como una construcción ligera, prismática, permeable, muy abierta al campo permitiendo incorporarlo visualmente al interior; dado que el metal, el vidrio y la piedra se funden en un único edificio.

Se sustituyó la pequeña edificación existente de cantina por una nueva edificación, en la que también se incluyen aseos de público y con la que se reconfigura la entrada principal al recinto. Esta pequeña edificación juega con los mismos recursos estéticos que la edificación principal. En ambos casos la piel exterior que recorre los volúmenes sirve como veladura y control solar de las zonas de vidrio o como elemento móvil en las zonas de paso y patios, permitiendo transparencias pero dotándolos de protección.

El campo de futbol tiene unas dimensiones de 105 x 63 metros y el pavimento deportivo supera los parámetros de durabilidad más exigentes y cumple la norma UNE-EN 15330-1:2014 y homologación del sistema a marca FIFA recomended como obra ejecutada con nivel FIFA QUALITY, por lo que tiene una respuesta deportiva de las más altas prestaciones.

Se plantean soluciones sencillas, ordenadas, funcionales y sobre todo versátiles, permitiendo transformaciones sencillas de uso. La forma y los materiales empleados pretenden una integración amable con el entorno en el que se sitúan las construcciones

Las nuevas instalaciones dotan a la parroquia  de un campo de futbol con unas instalaciones  altamente funcionales y con un diseño contemporáneo pero acorde con el entorno sensible en el que prima la integración con el entorno.